Tampones. ¿Cuál es la forma correcta de utilizarlos?

Los tampones pueden salvar a las chicas de muchas situaciones delicadas.  Al usarlos es mucho más fácil practicar deportes, bañarse, tomar el sol o incluso tener relaciones sexuales.  Algunas mujeres usan estos dispositivos, llamados también esponjas menstruales, como juguete sexual para la masturbación.

tampones-1

A pesar de los diversos tamaños disponibles, algunos de estas esponjan pueden causar dolor cuando se insertan. Si se inserta en forma adecuada, un tampón ni siquiera debería sentirse, pero si esta operación se hace mal, causa un intenso dolor.

¿Por qué puede doler utilizar tampones?

El dolor puede llegar a ser tan intenso, que se traslada de la vagina hasta la espalda o el abdomen.  El dolor de espalda es un efecto secundario común de la época. El dolor es normal ya que el útero, lleno de sangre, presiona la parte posterior. En el otro lado, el dolor también se puede producir si la esponja se inserta de forma incorrecta.

tampones-errores-2

La causa más común de dolor es la falta de lubricación en la vagina.  Tú puedes estar utilizando el tampón de forma correcta, pero si la vagina está demasiado seca, sentirás dolor, aun cuando no padezcas ningún problema de salud en esa zona.

Este problema surge cuando las mujeres tratan de poner un tampón en una etapa del periodo menstrual, en que el flujo es ya bastante débil.  Para las mujeres que están usando un tampón, por primera vez, es recomendable que lo hagan en los primeros días de la menstruación. De esta forma no sentirán ninguna molestia.

menstruacion-4

Si tú no sueles tener un periodo menstrual con abundante flujo y la lubricación de tu vagina no es buena, puede ser una experiencia desagradable introducir un tampón en ella. En estos casos, es mejor que utilices una almohadilla absorbente.  Otra opción, es utilizar un lubricante a base d agua, con el que no correrás riesgo de sufrir reaccione alérgicas.  Este mismo lubricante, te servirá para tener relaciones sexuales sin dolor.

Algunas mujeres tienen muchos problemas cuando se trata de poner un tampón. Como lo que ocurre durante las relaciones sexuales, la mujer tiene que estar en una posición determinada para poder relajar los músculos de la vagina. La manera más fácil de conseguir esa relajación, es estar sentada o acostada.  Pero no siempre tienen esta opción, ya que a menudo tienen que ponérselo en un baño muy pequeño, en algún centro comercial. Para estos casos, lo mejor cuclillas, o poner un pie en el inodoro o en los bordes de la bañera. Recuerda que debes utilizar las dos manos para insertar el tampón. Con una mano sostienes el tampón y con la otra separas los labios de la vagina para propiciar la inserción.

Es bueno tener un espejo a la mano, cuando se hace por primera vez. Aunque no lo creas, a ciegas te será difícil encontrar tus partes. A continuación, inserta el tampón y empújalo con un dedo dentro de la vagina. Él debe entrar sin esfuerzo y sin causarte dolor. Si fallas en el primer intento, no te preocupes. La práctica hace al maestro.  Finalmente, hablemos de los tampones que se usan antes de que la mujer tenga su primera relación sexual. Si eres virgen, no te preocupes. Igualmente puedes hacer uso de estos dispositivos sin ningún problema.